jueves, 18 de noviembre de 2010

Fin




Otro micrirelato que no ha ganado.
En esta ocasión la foto grafía es de mi amigo Gerardo, aprovecho para publicarla ya que siendo su título Libertad o muerte, me ha recordado al título del micro relato.

Y, esta semana me permito poner inmediatamente después del mio el relato ganador....




FIN


A mí me empiezan a entrar dudas. Una mañana las nubes cobrizas tamizaron el sol, al día siguiente llovió desesperanza, desaparecieron los besos en el fango, prohibieron las caricias, encarcelaron la pasión.
La felicidad abandonó los corazones, las almas enfermas de depresión desembocaban en susurros de pesadilla azabache. No había razón para vivir, ni alegría en los rostros de los niños y en pocos meses, no hubo niños.
No creo en el fin del mundo pero hoy, con las primeras nieves de guerra y la ausencia de amor que presagia batallas, me nacen dudas, el ser humano, gobernado por astrosos codiciosos es capaz de deshacer el universo.





Ganador del 18/11, semana 7


Manías

A mí me empiezan a entrar dudas de que se haya ido para siempre. Esta mañana he vuelto a encontrar la tapa del váter levantada.

6 comentarios:

Sofía Serra Giráldez dijo...

Sin comentarios...bueno, sí.
A este paso un verso también terminará por ser un microrrelato.
y también una sílaba..ahí va una... guion (aprovecho lo nuevo del acento para convertirla en microrrelato de una sílaba, ;)
No pasa nada, pero es lo malo de las categorías.
O sí pasa, porque "esplendores" como el del ganador se le ocurren a todo el mundo todos los días en cualquier momento de la jornada, duchándose, trabajando, cocinando y no digamos ya sentados en el accesorio del cuarto de baño que es protagonista del segundo, y sí exactamente a todo el mundo que tenga capacidad para verbalizar, o sea a un 100% de humanos...¡y no digamos ya escribiendo!
El no sé adonde vamos a parar me parece tan reaccionario que no lo suscribo, pero sí intuyo que este no es el camino..pero bueno..lee mi entrada de hoy si puedes, ;)..que cada uno andemos como mejor sintamos y ya se verá por dónde verdea el limo,...o mejor, lo verán nuestros descendientes.
Un beso

La profecía del silencio dijo...

Hola Sofía.
Pues mira, yo pienso que siendo como es, una escuela de escritores quien promueve el concurso y una cadena de radio teóricamente seria la que lo divulga, deberían tener un mínimo de calidad literaria los relatos que publican. Y no quiero decir que el mio debería haber ganado, es que por ejemplo el tercero, era mil veces mejor.
Un abrazo y gracias por tu comentario

Pilar dijo...

Pues vaya!a mí tambien me entran dudas...:hacia dónde nos dirijimos con tanta sandez y modernismo?que leches es un microrelato?

La profecía del silencio dijo...

Hola Pilar, encantado de recibir tu visita.
Pues verás, un microrelato es un conjunto de palabras (en este caso la frase obligada + 100) que es lo que la gente que nunca lee es capaz de leer porque sólo se invierten dos minutos y además es algo tan corto que casi cualquier persona es capaz de escribir, con lo cual se aseguran una amplia participación en cualquier certamen.
A mi me resulta complicadísimo decir nada en 100 palabras (como muestra valga este breve comenario) y ya ves, hay algunos a los que les sobra con una decena.
Un besazo y espero verte más veces por mi blog.

La profecía del silencio dijo...

Me dice mi amigo Gerardo que tiene problemas para publicar comentario sen el blog, no ha sido el único, si alguien más los tiene me lo contais que intente arreglarlo.
Aprovecho y pongo el comentario de Gerardo que me lo envía por correo y mi respuesta en el mismo comentario.

"Hola Ángel.
>
> ¿Pues que decir?. Que la vida está llena de decisiones incomprensibles.
> Se confunde microrelato con decir algo en una frase. Frase tan escueta
> que las interpretaciones son infinitas. Pero al fin y al cabo, dudo que
> transmita tanto como cualquier microrelato.
>
> Ánimo.
>
> Gerardo".


Pues estoy de acuerdo Gerardo, a mí el relato ganador me resulta tan micro que no sé como interpretarlo, quizá en ese detalle se encuentre el secreto de su éxito, a mí personalmente no me gusta, aunque dejes lugar a interpretaciones y no aclares el final, siempre debe haber alguna pista y un mínimo de literatura.
Y por cierto aprovecho para darte las gracias por tu fotografía que me tomé la libertad de usar sin permiso.
Un abrazo.

La profecía del silencio dijo...

De nuevo problemas para poner comenarios en el blog, en esta ocasión Agustín, editor de Alfasur, pongo el comentario y respuesta.



Incomprensible. La frase ganadora, quiero decir. Quizás sea una frase maniática, o extravagante, u obsesiva, no sé. Pero no es un microrrelato, en el mejor de los casos es el principio de un relato que podría llegar a tener valor literario. No la frase, no. O a mí me parece que no.

Saludos, Ángel.

PS: He leído tu artículo sobre el Convento de las Arrecogidas: ¡fantástico!

Si quieres puedes subir mi comentario a tu blog (yo no he podido hacerlo).

Agustín lo describes perfectamente, incomprensible así es, incomprensible y extravagante, quiza sea eso lo que gusta al jurado, esta semana les he enviado tres microrelatos, ya los pondré el jueves, en alguno de ellos se nota mi desacuerdo, pero no quiero adelantar más.
Gracias Agustín por pasar por el blog.
Y a todo el que tenga problemas para comentar me puede pasar sus textos por correo y yo los seguiré subiendo.