jueves, 9 de febrero de 2012

Un juego

















Esta semana os propongo un juego.

Pongo cuatro microrelatos, uno es mío, los otros tres son los finalistas, a ver si adivináis cuál es el mío y cuál el ganador.

El orden lo he sorteado, así que no es dejéis engañar por eso.


Moraleja


—...Y castiga sin postre al gigante...

A mi hijita le encantan los cuentos, pero protesta indignada.

—¿Cómo?¿Se traga a todos esos niños y sólo lo castigan sin postre?

—El rey no puede hacer otra cosa. Es un gigante enorme, invencible, si lo irrita demasiado podría asolar su reino.

Sigue enfurruñada pero me pide que continúe.

—...pero el gigante hace caso omiso y se zampa al hijo del rey...

—Pero eso es terrible ¿y que hace el rey entonces?

Adoro los cuentos con moraleja. Me gusta pensar que la preparo para afrontar la vida real.
—...su majestad hace lo único que puede. Le castiga sin merienda.



El circo


Y castiga sin postre al gigante, que la mira embutido en su ridículo disfraz de conejo y su cara de niño grande. Blancanieves se ha enfadado, esta vez con razón, ella hace lo imposible por reflotar la compañía, pero el ogro no entiende que es el hazmerreír del público, que sus fauces desdentadas ya no asustan a nadie. Intenta explicarle que son otros tiempos, que la grada quiere acción y necesita sangre. El gigantón sonríe esquivo y, moviendo las orejas blancas del disfraz, le promete que en la próxima función se comerá un niño. Ella disimula la risa y, acariciándole la nuca, le da golosinas.



El doceavo trabajo de Heracles


Y castiga sin postre al gigante forzudo de dientes sucios que valeroso enfrenta mil peligros diarios. Se queda sin postre, sin princesa ni virgen doncella por culpa del Cancerbero traidor que guarda la puerta e impide salir a los muertos y entrar a los vivos. Él se chivó a Hidra.

_ Mi venganza será terrible- murmura el gigante compungido y hambriento-, me ocuparé de ti, serás el último trabajo de Heracles.

En ese instante, diseñada su venganza, suena el timbre poniendo fin al recreo, se acabaron los sueños por hoy, vuelta al trabajo, sus señorías regresan despacio a ocupar el castillo inexpugnable de sus escaños.

Lógica aplastante


—...y castiga sin postre al gigante".

En ese momento suena el timbre que anuncia el recreo, los niños cogen las meriendas de sus mochilas y salen al patio.

—¿A los gigantes también los castigan? —pregunta Sara.

—Pues claro —dice Coque— las madres son todas iguales; da lo mismo que sean madres gigantas, madres monstruas o madres madres, cuando no haces lo que ellas quieren, se enfadan y te quitan lo que más te gusta.

Sara se queda callada pensando que a Coque siempre le castigan sin verla, y en su carita se dibuja una sonrisa mellada.

7 comentarios:

Javier Valls Borja dijo...

El tuyo es "El doceavo trabajo de Heracles" (seguro, vamos) y el ganador es "Lógica aplastante" (más seguro todavía, porque lo he visto en la página del concurso).

Y ahora, dime... ¿cuál es mi premio? :)))

ANA MARÍA ARROYO dijo...

Elena y yo, hemos decidido por unanimidad.
El tuyo es "Lógica aplastante" y el ganador es "El circo"
(Cruza los dedos, Elenita) Ja jajaja.

La profecía del silencio dijo...

Javier has sido el primero en acertar pero has hecho trampa, por tanto no hay premio y voy pensando el castigo.

La profecía del silencio dijo...

Ana fallaste, pero al menos lo has intentado. Ahora no le eches la culpa a Elena jejejee

La profecía del silencio dijo...

Gracias a quienes han participado en secreto enviándome mensajes a mi correo o a FB. Miguel Ángel casi casi, me alegro de que me sigas leyendo y de que me vayas conociendo después de taititantos años.
Virginia muy cerca también, acertaste a la segunda, otro día hablaremos de Heracles o Hércules que así se le conoce más.
Jesús muy cerca felicidades y finalmente Cristina a la tercera va la vencida jajajajaa me cobraré el importe de la apuesta en cuanto tenga un día libre.
Gracias a todos.

Sofía Serra Giráldez dijo...

Bueno, pues aunque llegue tarde-muy tarde me queda la satisfacción de haber acertado con cuál era el tuyo..el otro ni me lo he planteado...
imagino que más que premio merezco una colleja..hala, ya pongo la nuca, ángel, atiza, ...:)))
Un besazo GRAANDE (que hace mucho tiempo que no te lo doy por aquí)

La profecía del silencio dijo...

Aquí nunca se llega tarde Sofía, todas las visitas son bienvenidas en cualquier momento así es que de colleja nada, al contrario gracias por tu comentario. Beso grande.