miércoles, 6 de julio de 2011

ÁNGEL en el ESPEJO



Me tomo la libertad, una vez más de usar fotografias de mi amiga Sofia Serra, son las que mejor ilustran e iluminan el título de mi poemario "Cielo" y el título del poema que os dejo ÁNGEL en el ESPEJO.



Si alguna vez ve la luz mi supuesto poemario "Cielo" el poema inicial será Ángel de cuero" que ya todos conocéis pues está publicado en este blog. El segundo será ÁNGEL en el ESPEJO, y es simplemente porque...


Algunos días me miro al espejo y me pregunto quién soy, quién eres, qué hago aquí, cuáles son mis sueños, mis recuerdos, mis secretos, mis soledades. De repente el olor del café me dice que no puedo pararme, que debo ir al trabajo y seguir viviendo el personaje que yo mismo he diseñado. Algún día tendré valor para soñar, o para recordar o para vivir.



















ÁNGEL en el ESPEJO

¿Despierto frente al espejo o aún sueño?
Hay un rostro que no reconozco,
veo sueños que no tienen dueño
y sueño
que el dueño de ese rostro,
se sumerge en mis ojos
y me recuerda el pasado.

¿Sueño frente al espejo o ya despierto?
Intuyo unos labios que se mueven
imitando el compás de los míos
y no oigo lo que dicen,
si me dicen,
sólo son reflejo de un silencio
y me recuerda el presente.

¿Despierto soñando frente al espejo
o sueño despierto en su reflejo?
Estiro mi brazo perezoso
mis dedos rozan un cristal frío
donde suponía un cálido rostro,
soy, apenas, sombra soñadora de un espectro
y me recuerda el futuro.

Despierto asombrado asomado
a la ventana del espejo
con reflejos del revés vividos en otro tiempo,
es ya muy tarde,
me despojo del pijama de mis sueños,
lavo mis pesadillas persistentes,
me visto el traje de vivir mi vida
y el oscuro reflejo de los posos del café
me recuerdan, triste verdad,
que llego tarde al trabajo.

Los deseos se tornan recuerdo,
el espejo se convierte en abismo,
el reflejo, se tiñe de soledades.
Raudo me despierto y alcanzo a la mañana,
abrazo mis sueños.
Recuerdo como mío mi rostro.
Ya tiene dueño el reflejo de mi espejo,
Y me recuerda, amarga soledad,
que llego tarde a tu recuerdo.








2 comentarios:

Juliamanecer dijo...

Me encantó el poema Ángel, lo he leido dos veces y debo reconocer que es muy bueno.
Espero que todo siga bien.

Un abrazo.


Julia Z.

La profecía del silencio dijo...

Gracias Julia. Veo que quienes estáis más acostumbrados a la poesía sois quienes más valoráis mis poemas. Yo no los veo buenos, son sentimientos escritos y poco más, pero al final conseguiréis que me aficione de verdad a escribir poesía. Un abrazo amiga, y si todo bien, bueno menos la venta de los libros jajajaja aya sabes, la crisis, pero qué te voy a contar a tí.